Rechazo, Rebeldía y Raíz de Amargura

Apóstol José Luis López Priego

El cristiano siempre debe considerar a los demonios como invasores, indeseables en su vida, en su hogar, trabajo, oficina, porque un invasor es una persona que ilegalmente o a hurtadillas se apodera del territorio de una persona. El enemigo solo puede influenciar a los hijos de Dios, porque Jesús ya pagó por la salvación y ya no puede poseerlos. Jesús con su sangre compró al creyente y le ha hecho un mayordomo se su propia vida y por lo tanto el diablo no tiene derecho legal, ningún demonio puede quedarse cuando un cristiano desea seriamente se vaya a menos que le demos entrada.

arrow
0
Connecting
Please wait...
Enviar una petición

Lo sentimos, no estamos en línea en este momento. Deje su petición.

Nombre completo
* Correo electrónico
* Escriba su petición
Inicie sesión ahora

¿Necesita más ayuda? Ahorre tiempo iniciando su petición en línea.

Nombre completo
* Correo electrónico
* Escriba su petición
¡Estamos en línea!
Realimentación

Ayúdanos a atenderte mejor, deja tus comentarios

¿Cómo calificas nuestro apoyo?